El aeropuerto de la Ciudad de México prohíbe Uber y otras plataformas, pero todo sigue igual

Los conductores de aplicaciones de transporte compartido como Uber están desafiando la prohibición de recoger y dejar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), una regla que las autoridades actualmente hacen poco por hacer cumplir.

La semana pasada entró en vigor la prohibición de dejar pasajeros en el aeropuerto, mientras que ya estaba en vigor la prohibición de recoger pasajeros. La última prohibición ha sido ignorada durante mucho tiempo por los conductores de compañías como Uber y Didi, y ahora también están ignorando la primera.

La semana pasada aparecieron carteles que advierten a los pasajeros y conductores sobre las prohibiciones en el AICM, pero están haciendo poco para disuadir a los usuarios de aplicaciones de transporte compartido. A pesar de la colocación de los carteles -una medida elogiada por los taxistas-, la entrada y salida de los vehículos de transporte privados sigue como siempre, informó este martes el diario El País .

“Los conductores de la aplicación continúan dejando y recogiendo pasajeros sin interferencia de la policía”, informó un periodista que visitó el aeropuerto. “… Un policía… dice que no ha recibido instrucciones de multar a nadie. Otro empleado del aeropuerto confirma la falta de instrucciones”.

El conductor de la aplicación de transporte compartido Luis Alberto Pérez le dijo a El País que lo pensó dos veces antes de aceptar un viaje al aeropuerto porque se enteró de una represión la semana pasada. Los conductores que incumplen la prohibición se enfrentan a multas de hasta 43.000 pesos (2.130 dólares estadounidenses) y una persona que conoce Pérez fue amenazada con esa sanción mientras estaba en el AICM la semana pasada.

“Es excesivo. Ni en un mes ganamos tanto”, dijo el conductor de 52 años mientras llevaba al periodista de El País al aeropuerto. “No sé si la aplicación brinda soporte para ese tipo de situaciones. Voy a investigar”, dijo Pérez.

Cualquier duda persistente que tenían los conductores sobre ir al aeropuerto parece haber sido aliviada en gran medida por la falta de cumplimiento esta semana. Pérez pronosticó que las personas seguirán usando aplicaciones para reservar viajes hacia y desde el AICM y los conductores atenderán la demanda que generan. “Los taxis del aeropuerto son carísimos, casi el doble de lo que cobramos”, agregó.

Mayra Moya, una árbitra de fútbol de 33 años, voló al AICM para pasar unas vacaciones en la capital y usó su teléfono para reservar un viaje poco después de salir del edificio de la terminal. Alertado por El País de las nuevas señales , Moya remarcó que “la prohibición es solo de señales”.

Describió la prohibición como estúpida y afirmó que no tiene en cuenta las necesidades de los usuarios del aeropuerto, especialmente las mujeres que se sienten más seguras viajando en vehículos privados porque pueden compartir digitalmente los detalles de sus viajes con familiares o amigos.

“Tenemos derecho a elegir el medio de transporte [que usamos] porque lo pagamos”, dijo Moya.

Víctor Acevedo, quien voló desde Zacatecas con su familia, dijo a El País que entendía las preocupaciones de los taxistas sobre las aplicaciones de transporte compartido “porque le pagan al aeropuerto” por el derecho a usar sus paradas de taxi. Sin embargo, su familia prefiere viajar en Uber en lugar de los taxis tradicionales. “El servicio de Uber es mejor”, dijo Marcela Reyes, esposa de Acevedo, poco antes de cargar sus maletas en el auto del chofer.

Si bien los conductores de empresas como Uber y Didi aún brindan servicio hacia y desde el AICM, los taxistas parecen haberse beneficiado con la ampliación de la prohibición y los esfuerzos para que los pasajeros tomen conciencia de ella. Una vendedora de boletos de taxi le dijo a El País que la demanda de viajes que salen del aeropuerto ha aumentado un 30% desde que aparecieron los nuevos letreros. Sin embargo, la demanda sigue baja respecto a hace cinco años cuando Zaira Morales vendía unos 100 viajes diarios. Ahora tiene suerte de vender 50.

La menor demanda significa que los taxistas, que han organizado protestas contra las empresas de transporte, tienen que esperar más tiempo para obtener una tarifa. Los tiempos de espera recientemente han sido de casi una hora, frente a los 30 minutos en tiempos más concurridos, dijo El País .

Arturo Arellano, taxista, dijo al periódico que las aplicaciones de transporte están “de moda, pero señaló que no están autorizadas para brindar servicios desde y hacia el aeropuerto. Como era de esperar, está contento con la implementación de la prohibición más amplia y la instalación de los letreros.

El aeropuerto de la Ciudad de México prohíbe Uber y otras plataformas, pero todo sigue igual

About admin

Check Also

Insunol Forte para que sirve

Insunol Forte para que sirve, Precio, Farmacia Guadalajara Mexico

INSUNOL FORTE es una herramienta maravillosa que está diseñada para controlar la diabetes y cultivar …

Leave a Reply

Your email address will not be published.